Como es un gimnasio accesible

Discapacidad RehatransHacer ejercicio es sano. Esto es algo que está más que demostrado. Sin embargo, en el caso de las personas con discapacidad no es sólo que sea algo sano… es que resulta imprescindible, al tener evidentes efectos beneficiosos sobre la salud y autonomía de la persona. ¿Requisitos para hacerlo? Consultar a un médico, quien nos dirá que ejercicios se pueden hacer y cuales no; tener una cierta motivación para comenzar con el ejercicio… y contar con unas instalaciones adecuadas, accesibles y adaptadas.

En este sentido cada vez más, existen gimnasios adaptados, con aparatos para hacer ejercicios de fortalecimiento muscular, flexibilidad, coordinación… y con profesionales que elaboran planes individuales de práctica deportiva. Con estos planes se ajustan los ejercicios en función de la condición física inicial de la persona, su nivel de discapacidad y los objetivos que quieran lograr.Discapacidad Rehatrans

Y a partir de lo dicho…. ¿en qué se diferencia un gimnasio adaptado de otro convencional? Pues, básicamente en que el primero cumple con una normativa y estándares de accesibilidad. Entre estos últimos, un gimnasio adaptado para personas discapacitadas tendrá que tener amplitud de espacios. Esto es necesario para dar una mayor libertad de movimientos a la persona discapacitada. Además, aunque tanto el equipamiento como las máquinas son parecidas al de un gimnasio convencional, en ambos casos se habrán aplicado pequeñas modificaciones (un personal cualificado se ocupa del resto). Además, este tipo de instalaciones suelen disponer, también, de otras instalaciones como salas de estimulación sensorial y cognitiva, piscinas, jacuzzi o saunas.

También puede interesarte

-Consejos para personas discapacitadas en el gimnasio

-Sencillos ejercicios para mantenerse en forma en silla de ruedas

REHATRANS

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


*