Consejos para comprar la batería de la silla de ruedas

silla de ruedas RehatransEs evidente que una silla de ruedas eléctrica tiene un coste más elevado que una manual. Aunque, a cambio, supone una gran mejora en la calidad de vida, en el día a día, de la persona con discapacidad. Por esta razón, sería importante, para alargar la vida de nuestra silla, tener en cuenta algunas cosas en el cambio y elección de la batería de la silla. ¿Vamos con estos consejos?

  1. Tipo de batería que necesita mi silla de ruedas

Cuando se compra una silla de ruedas, lo normal es que venga equipada con una batería de plomo… que, sin ser mala, va a tener unas prestaciones muy inferiores a las que encontraríamos en una de gel. Eso sí, si no se va a hacer un gran uso de la silla, con una de plomo será suficiente. Todo lo contrario, sucederá si se va a hacer un uso prolongado de la silla a lo largo del día.

También llamadas baterías de uso profundo, por permitir descargas profundas de la batería (sin que ésta sufra daños), hay bastante diferencia en cuanto a los precios de los diferentes modelos… por lo que será mejor tener claro para que se va a utilizar la silla y, si es posible, dejarse asesorar por algún experto. A menudo, sale más a cuenta comprarse una silla de ruedas eléctrica más económica… y equiparla con una batería de altas prestaciones.

  1. Capacidad de la batería

Y es que una capacidad más alta de la batería, nos acabará dando muchas más prestaciones en el uso de la silla. Además, ya puedes suponer que, dado su peso superior con respecto a una manual, verse manejando una silla de ruedas eléctrica con su batería agotada es de todo…menos placentero.

  1. Ventajas del gel con respecto al plomo

Casi siempre será preferible tener una batería de gel de menor tamaño a una de plomo con mayor capacidad. Y es que, si realizamos descargas profundas de ambas baterías, la de gel tendrá una vida superior a la de plomo… por lo que, económicamente y a la larga, siempre compensará.

  1. Fijarse en la fecha de fabricación de la batería

Muy importante, puesto que, si la batería ha sido fabricada hace mucho tiempo -y esto vale tanto para las de plomo como para las de gel– puede que haya perdido muchas de sus prestaciones originales.

También puede interesarte

-Algunos consejos a la hora de adquirir un vehículo adaptado

-Consejos para desplazarse con seguridad en una silla de ruedas

REHATRANS

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


*