Un centro ocio con actividades adaptadas en el Pirineo de Andorra

¿Te gustan los deportes de invierno? Pues entonces debes de conocer La Rabassa Naturlandia, un campo de nieve situado en la parroquia de Sant Julià de Lòria (Andorra). En realidad, el recinto es una suerte de parque temático dedicado a la nieve en el que se organizan un montón de actividades adaptadas para deportistas discapacitados. Se puede venir formando parte de una asociación o en compañía de familiares y/o amigos. Los monitores del campo están tan capacitados para echar una mano, que hasta equipos de la ONCE son habituales del lugar.

La Rabassa

Las posibilidades del lugar, son muchas. Por ejemplo, en una zona cerrada y acotada, una cinta transportadora, de cuarenta metros, empuja a hacer los primeros pinitos en técnicas de descenso. La verdad es que en esta estación nórdica lo difícil es, si se es mínimamente activo, no encontrar algo que se ajuste al gusto e interés de cada cual: toboganes, trineos, construcción de iglúes, programas que combinan la nieve con diferentes deportes, quince pistas marcadas…y muchas de estas actividades (a decir verdad, la mayoría) están adaptadas para discapacitados.

Sesión de fotos en Naturlandia.

Sesión de fotos en Naturlandia.

Rodeado de bosques, La Rabassa está dividido en dos áreas, ubicadas en dos diferentes altitudes (1.600 y 2.000) y, en ambos casos, equipadas con todo tipo de servicios: restauración, alojamiento, servicios adaptados, tienda de recuerdos, enfermería de primeros auxilios…

 

Empecemos por dar un paseo por la cota de 1.600. En esta área la actividad más divertida es el Tobotronc, el tobogán de naturaleza más largo del mundo, con 5,3 km de recorrido. El Tobotronc propone un viaje por el bosque sentado en un cómodo trineo biplaza que se puede controlar en todo momento. Sin duda, una manera diferente –y divertida- de conocer la naturaleza, desde su interior. Tiro con arco y Minigolf son otras dos de las actividades adaptadas disponibles en esta área del parque

Naturlandia en silla de ruedas

¿Y si nos damos una vuelta por las instalaciones de la cota 2.000? ¿Qué tal un paseo en Buggy? Hay vehículos de dos plazas en los que la persona discapacitada puede viajar en el asiento del copiloto. Esta actividad permite descubrir zonas de bosque y caminos de naturaleza, así como hacer salidas con parada para comer en lugares privilegiados en plena naturaleza.

 

También en la cota 2.000, no hay que dejar de visitar Naturlandia, Se trata de un parque de naturaleza al que se accede, desde el aparcamiento, por un camino/rampa que llega hasta la tienda, la puerta de entrada a Naturlandia. El edificio central del parque dispone de servicios adaptados y enfermería. Los recorridos propuestos están perfectamente adaptados y permiten acceder a todos los puntos. El atractivo de este lugar está en poder compartir –sin riesgo alguno- la naturaleza con los animales repartidos por las diferentes zonas del bosque.

Paseos por el bosque para todos

 

Pepe Varela

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


*